El cine mudo y sonoro en México (Abr 10)

Después de una semana de vacaciones, aquí estamos de nuevo y continuamos con el tema del cine. En esta ocasión hablaremos sobre el cine mudo y las primeras películas sonoras en México.

Después de que los hermanos Lumière presentaran el cinematógrafo en Francia (1895), la aceptación que tuvo por parte del público fue muy buena. En México, el cinematógrafo llegó en tiempos del presidente Porfirio Díaz, en 1896.

Las primeras salas de cine se crean retomando varios aspectos del teatro, como lo son las butacas en donde la gente es acomodada y frente a ellos se encuentra la pantalla. Por más de 30 años, el cine fue mudo y se veía en blanco y negro.

Para que el cinematógrafo se diera a conocer, los hermanos Lumière mandaron representantes con proyectores, aparatos, tomavistas, cintas fílmicas y películas vírgenes. A México fueron enviados C. J. Bernard y Gabriel Veyre.

Las primeras películas realizadas en México fueron hechas tomando como actor principal al presidente Porfirio Díaz mientras montaba su caballo en el Palacio de Chapultepec.

La llegada del cine a México fue justo en el momento en que se gestaba la revolución, llegó en una etapa de conflictos políticos y sociales.

En un principio, las películas (o vistas) retrataban la realidad; pero después surgió el cine de ficción, en donde empezaron a emplear un argumento al modo del teatro. Todavía no se editaban las películas y la cámara era fija.

En México, el cine documental puso en riesgo la vida de quienes lo hacían, pues era tomado desde los lugares donde se desarrolló la Revolución, justo en los campos de batalla.

El hecho de que los documentales mostraran lo que realmente sucedía, fue lo que causó una gran aceptación entre la gente. Así, el cine documental vino a satisfacer la necesidad de información.

Al igual que en otros países, en México el cine tuvo una decadencia. No había un gran repertorio de películas, lo que obligaba a la gente a ver las que ya habían visto. Esto también provocó que el cine llegara a las ferias y a los pueblos, sustituyendo a los teatros ambulantes y al circo.

Primeras películas sonoras

Internacionalmente, se considera a The Jazz Singer (1927) como la primera película sonora. En México, las películas sonoras surgieron dos años después, en 1929.

El cine mudo estaba llegando a su fin y en México todavía no se había creado una industria cinematográfica nacional capaz de competir con la gran industria de Hollywood.

La llegada del cineasta soviético Sergei Eisenstein entusiasmó a muchas personas de la élite cultural mexicana que empezaron a interesarse en el cine como un fenómeno artístico.

Estas fueron las primeras películas mexicanas:

  • Santa (1931) = Primer cinta mexicana filmada con sonido óptico e inauguró la etapa industrial del cine mexicano.
  • El compadre Mendoza (1933) = Fue la segunda película de los tres clásicos de Fernando de Fuentes sobre la Revolución Mexicana. Tiempo después se convirtió en un clásico del cine mexicano.
  • La mujer del puerto (1933) = Película de altibajos, un filme curioso que alcanzó rápidamente la categoría de clásico del cine mexicano.
  • Janitzio (1934) = Esta película inaugura el género costumbrista y del paisaje.
  • Vámonos con Pancho Villa (1935) = Décadas después del menospreciado estreno, se reconoció a esta película como un clásico.

——————————————————————————————————————–

Palabras desconocidas:

(El cine documental)

Prurito

Trashumante (ver trashumar)

Gazapos:

(El cine documental) su éxito fue favprecodp por la curiosidad… = su éxito fue favorecido por…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s