El cine mexicano en los años setenta (Abr 26)

En el último módulo, continuaremos viendo temas sobre el cine; pero en esta ocasión serán temas que hablen sobre los diferentes factores económicos e industriales que, a través del tiempo, han ido conformando lo que es la industria cinematográfica.

Durante la década de los 60, las películas estuvieron marcadas por producciones pobres, de poco presupuesto, poco valor temático y los actores eran casi los mismos, pues ponían a los que eran famosos para atraer al público.

En 1970, Luis Echeverría asumió la presidencia del país. Un aspecto importante de su gobierno fue la importancia concedida a los medios masivos de comunicación y por primera vez, el gobierno mexicano utilizó de forma sistemática el cine, la radio y la televisión como canales formales de comunicación nacional e internacional.

El presidente Luis Echeverría dejó el destino del cine nacional en manos de su hermano Rodolfo Echeverría (también conocido como Rodolfo Landa), quien trabajó como actor y sindical.

Rodolfo Echeverría asignó un presupuesto especial para el cine y para otros medios masivos de comunicación y durante la gestión de su hermano en la presidencia, estuvo al frente del Banco Nacional Cinematográfico.

En 1970, anunció una reestructuración en el cine mexicano. Los logros fueron importantes aunque de poca duración:

  • Relajación de la censura.
  • Incorporación a la industria de un buen número de jóvenes cineastas.
  • Producción de una serie de obras innovadoras.

Fue entonces, cuando se comenzó a hablar del nuevo cine mexicano sustentado en una marcada intervención estatal en la producción, distribución y exhibición de películas.

El Banco Nacional Cinematrográfico recibió una inversión mil millones de pesos para modernizar el aparato técnico y administrativo del cine mexicano. Esto permitió que se crearan tres compañías productoras de cine, propiedad del Estado: Conacine, Conacite I y Conacite II. Estas compañías fueron las principales en producir el nuevo cine mexicano.

Otras acciones que se realizaron para mejorar la producción cinematográfica fueron:

  • La reconstrucción de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.
  • La entrega del Ariel (1972).
  • La inauguración de la Cineteca Nacional (1974).
  • La creación del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) en 1975.

El nuevo cine mexicano producido de 1970 a 1976 es considerado por muchos estudiosos de la cinematografía nacional, como uno de los mejores cines que se hayan hecho en nuestro país. Fue un cine que copió la tendencia francesa Nouvelle Vague (Nueva Ola).

En general, el cine durante el gobierno de Echeverría se considera como un cine crítico y muchas veces preocupado por los temas sociales y políticos. Se muestra, por primera vez, retratada en la pantalla la realidad social del país.

Rostros de los setenta:

  • Alfonso Arau.
  • Pedro Armendáriz Jr.
  • Diana Bracho.
  • Roberto Cobo.
  • Ernesto Gómez Cruz.
  • Rita Macedo.
  • Ana Ofelia Murguía.
  • María Rojo.
  • José Carlos Ruiz.
  • Lucha Villa.

En 1976, el nuevo presidente fue José López Portillo, quien puso a su hermana Margarita López Portillo como Directora de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC).

Se pretendía dar un regreso al “cine familiar” y a la “época de oro”. Para esto, se desmantelaron las estructuras de la industria cinematográfica estatal creadas en el sexenio anterior y se trató de internacionalizar al cine mexicano al traer directores extranjeros a filmar a nuestro país.

Se dejó de apoyar a los directores que habían producido películas de éxito en el sexenio anterior y en poco tiempo se acabó el presupuesto oficial para el cine mexicano.

En cambio, surgió una industria cinematográfica privada que en poco tiempo se adueñó del mercado mexicano. Su característica era la producción de películas de bajo costo, en muy poco tiempo y con cero calidad; a pesar de esto, prosperó y se enriqueció a lo largo de la década de los ochentas.

Con la creación de la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) en 1977, varios organismos cinematográficos pasaron a estar bajo la coordinación de la Secretaría de Gobernación. Antes eran filiales del Banco Nacional Cinematográfico.

Estos organismos fueron:

  • Cinematográfica Cadena de Oro, S.A.
  • Cineteca Nacional.
  • Compañía Operadora de Teatros, S.A.
  • CONACINE.
  • Conacite I.
  • Conacite II.
  • Estudios Churubusco-Azteca, S.A.
  • Películas Mexicanas, S.A.
  • Continental de Películas, S.S.

Debido a las grandes pérdidas, en septiembre de ese mismo año se anunció una reforma dentro de la industria. Las acciones que se llevaron a cabo fueron la desaparición de Conacite I, la cual fue absorbida por CONACINE, y la liquidación del Banco Nacional Cinematográfico.

En cuanto al cine, el sexenio de López Portillo cerró con el espectacular incendio de la Cineteca Nacional en marzo de 1982. Ese día era proyectada la película La tierra de la gran promesa, de Andrzej Wajda.

——————————————————————————————————————–

Gazapos:

(página 1)

opacamos al santo para generan un cine… = opacamos al santo para generar un cine…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s